Cambio Climático

Menos Antártida, y cada vez más océano

CIENCIA ANTÁRTIDA DESHIELO DIC 2013 1

La Antártida occidental continúa perdiendo hielo en el océano y esa pérdida se acelera, según datos del satélite Cryosat-2 de la Agencia Espacial Europea (ESA), presentado en San Francisco en la reunión de otoño de la Unión Geofísica Estadounidense . 

Una misión polar británica determinó que la región arroja más de 150 km cúbicos de hielo hacia el mar cada año, lo que equivale a un aumento del 15% en la contribución de la Antártida Occidental a la subida global del nivel del mar.

El satélite Cryosat-2 fue lanzado en 2010 con un radar especialmente diseñado para medir la forma de la superficie del hielo. Los científicos creen que su novedoso diseño está permitiendo que el satélite de la ESA supere la capacidad de observación de misiones anteriores.

El nuevo estudio confirma las sospechas que había sobre la creciente pérdida de hielo en los glaciares Pine, Thwaites y Smith. Estos grandes glaciares y sus afluentes drenan en la Antártida Occidental y vuelcan su masa en el mar de Amundsen.

CIENCIA ANTÁRTIDA DESHIELO DIC 2013 cryosat
El Cryosat de la ESA, con doble antena.

El hielo próximo al límite terrestre, donde las corrientes de hielo comienzan a flotar ya por encima del océano, están adelgazando entre cuatro y ocho metros por año.

“Es notorio cómo el glaciar Smith se está volviendo más delgado cada vez más rápido”, dijo el líder del estudio, Malcolm McMillan, del Centro de Observación Polar del Reino Unido.

“Es más pequeño, pero su tasa de adelgazamiento es aproximadamente del doble que la del Pine Island o la del Thwaites, que tienden a atraer toda la atención porque tienen enormes cuencas”, dijo el científico a la BBC.

Tras estudiar datos del satélite, los científicos habían concluído que la pérdida de hielo de la Antártida Occidentes aumentaba los niveles globales del mar en 0,28 mm por año entre 2005 y 2010.  Los nuevos datos obtenidos del Cryosat desde el fin de ese período sugieren que la contribución ha sido aún mayor.

CIENCIA ANTÁRTIDA DESHIELO DIC 2013 BBC

Sin embargo, los investigadores de la misión advierten que parte de ese aumento puede deberse sólo a la excepcional visión del radar. Con dos antenas ligeramente desplazadas entre sí, el instrumento está sintonizado para detectar no sólo la altura del hielo, sino también la forma de sus laderas y crestas.

El modo de observación interferométrico, como es conocido, hace que el Cryosat-2 sea mucho más sensitivo a los detalles de las laderas del hielo, los lugares donde son más delgadas son más pronunciadas.

“La nueva configuración del Cryosat fue diseñada con el propósito expreso de detectar cambios en las regiones de las costas del hielo polar y aunque esta primera visión confirma que es un gran éxito, por desgracia, también revela que no hubo tregua en la tasa de pérdida de hielo de la Antártida Occidental”, explicó el profesor Andy Shepherd de la Universidad de Leed, co autor del estudio.

“Sin embargo, es importante tener cuidado al interpretar estas mediciones”, recalcó Shepherd. “A pesar de que algunos de los cambios se deben a una mayor adelgazamiento del hielo, otros están relacionadas con la capacidad del Cryosat de observar el terreno nunca antes visto y, por supuesto, tres años es un período muy corto para detectar tendencias”, agregó.

“Cuanto más tiempo somos capaces de volar esta misión excepcional, más seguros estaremos en hacer comparaciones con el pasado.”

Texto original aquí

TRADUCCIÓN Y EDICIÓN: JIMENA GONZÁLEZ.

EL ROL DE LA ANTÁRTIDA EN EL CLIMA

CC ANTÁRTIDA ESTUDIO BRITÁNICO BASE ARGENTINA

El calor que llega al ecuador procedente del sol se dirige hacia el norte y el sur en dirección a los polos. El principal sumidero de este calor en el hemisferio sur es la Antártida y el océano que la rodea. El 80 % del calor es transportado por la atmósfera y el 20 % por el océano.

La Corriente Circumpolar Antártica (Antarctic Circumpolar Current – ACC), que es cuatro veces mayor que la Corriente del Golfo, inhibe el flujo de calor hacia el polo por medio del océano y juega así un importante papel para mantener frío el continente.

La Antártida está conectada al sistema climático global por medio de importantes enlaces de gran escala, conocidos como teleconexiones. Aguas calientes profundas del Atlántico norte (North Atlantic Deep Water) moviéndose hacia el sur a profundidades de 2000 – 3000 metros, son ‘compensadas’ por el flujo hacia el norte de aguas frías subantárticas cerca de la superficie (Subantarctic Mode Water), más abajo (Antarctic Intermediate Water) y en el fondo (Antarctic Bottom Water).

Las aguas profundas del Atlántico norte y de la Antártida son los principales constituyentes del llamado ‘cinturón transportador termohalino’, que mantiene oxigenado al océano y regula la temperatura de la Tierra. Comprender el funcionamiento global de este mecanismo de transporte implica entender los procesos en el océano Antártico.

CC ANTÁRTIDA ICEBERG TerraSAR-X

Desprendimiento de iceberg en el glaciar Pine Island, en 2011, visto desde satélite aléman TerraSAR-X.

La investigación de las relaciones entre la Antártida y el resto del mundo ha puesto de manifiesto recientemente que los fenómenos de ‘El Niño’, que se dan en el Pacífico tropical, conllevan condiciones frías y secas en la Península Antártica y temperaturas más elevadas y mayores niveles de precipitación sobre la región costera sur del Mar de Amundsen frente a la Antártida Occidental.

No está claro por qué hay un rápido calentamiento invernal en la zona occidental de la Península Antártica, donde las temperaturas se están elevando con más rapidez
que en ningún otro lugar del Hemisferio Sur. Esta región también ha sufrido la desintegración de varias plataformas de hielo flotantes.

(…)  El programa La Antártida y el Sistema Climático Global investigará como la atmósfera y los océanos conectan el clima de la Antártida al del resto del mundo.

Para ello usará registros de las condiciones atmosféricas y oceánicas y las señales climáticas contenidas en los sondeos en el hielo, junto con datos de satélites y los resultados de modelos climáticos conjuntos atmósfera-océano, a escala global y regional, para comprender el funcionamiento del sistema climático actual y como este es afectado por las actividades humanas y para desarrollar predicciones de 100 años hacia el futuro.

Nos mostrará como signos de variabilidad climática tropical y de latitudes medias llegan a la Antártida y como señales climáticas polares son exportadas hacia el norte.

Texto original aquí

LA MISIÓN DEL CRYOSAT-2


LA RELACIÓN DE UN PINGÜINO CON UN AUTOBÚS (CANAL ENCUENTRO)

EL CASO DEL ÁRTICO

Tags: , , , , , , , , ,

Comments

Comments are closed.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer