Ciencia

Nada más desagradable (y riesgoso) que un mar tibio

CC CALENTAMIENTO DEL MAR HANS STRAND

Los océanos del mundo se ha tornado más cálidos que nunca desde que hay registros modernos. Un análisis obtenido en exclusiva por New Scientist sugiere que la desaceleración mundial en el aumento de la temperatura del aire -la tan comentada pausa- ha concluido y que probablemente estamos entrando en un nuevo período de calentamiento rápido (foto: Hans Strand, para New Scientist).

Desde el último episodio grande de El Niño en 1998, cuando las temperaturas del océano alcanzaron su punto máximo, se habían mantenido relativamente estables. Estos períodos no son inesperados, pero ahora las investigaciones indican que la reciente desaceleración del aumento de la temperatura del aire sobre la superficie global se ha reducido sólo porque el calor es absorbido por las capas profundas de los océanos, lo que deja la superficie, y a su aire, más frescos.

Axel Timmermann, de la Universidad de Hawaii, en Honolulu, analizó los datos mensuales más recientes disponibles al público de la Oficina Meteorológica del Reino Unido, encontró que las superficies oceánicas ahora están más cálidas de lo que habían estado desde que comenzaron los registros.

En julio de este año, las superficies oceánicas estaban 0,55 ° C por encima de la media desde 1890, por encima del récord anterior de 0,51 ° C en 1998. En el Pacífico Norte, las temperaturas eran 0,8 ° C más altas que el promedio, que era de 0,25 ° C más cálido que el pico de 1998.

“Es una situación extraordinaria y nunca he visto un calentamiento del Pacífico Norte como éste”, afirmó Timmermann. Las temperaturas de la superficie del mar podrían caer de nuevo al nivel reciente, dice, pero a menos que haya una caída dramática en breve va a significar el fin de la pausa actual en el calentamiento. “Esto determinará las tendencias a lo largo de los próximos dos o tres años”, dice Timmermann.

CIENCIA VARIABILIDAD NATURAL OCÉANOS 2

Las temperaturas de la superficie de la tierra son mucho más variables que las temperaturas del océano. Muchos creen que la capacidad de los océanos para absorber el calor adicional está detrás de la reciente pausa en el calentamiento global. Ahora, algunos investigadores dicen que el aumento de las temperaturas de la superficie del océano son una señal fuerte de que este hiato podría estar llegando a su fin.

“En el Pacífico Norte, el hiato está definitivamente terminado”, dice Webnju Cai, de CSIRO, la agencia nacional de investigación de Australia en Melbourne. Dice que, si bien las temperaturas superficiales globales -que incluyen la temperatura de la tierra también- aún no están en niveles récord, la desaceleración en el calentamiento está próxima: “Damos por terminado la pausa, porque los océanos son el 70 por ciento de la superficie”.

Pero algunos son cautelosos acerca de la vinculación del pico de una tendencia al alza. “Presten atención a los máximos individuales”, dice David Checkley, del Instituto Scripps de Oceanografía en San Diego, quien no interpreta los datos como una señal de retorno a un calentamiento consistente.

Se espera que los mares más cálidos afecten a los ecosistemas marinos, incluyendo pesquerias de valor comercial. “Muchas especies marinas tienen una fuerte asociación con los rangos específicos de temperatura, por lo que si no hay agua cálida, se desplazan”, dice Nate Mantua en la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de Santa Cruz, California.

Especies de peces subtropicales como el atún ya se han trasladado más al norte. Por otro lado, los peces de aguas frías, como el salmón del Pacífico, por lo general crecen más lentamente y tienen menos probabilidades de sobrevivir en aguas más cálidas, dice Mantua.

Los arrecifes de coral podrían ser afectados también. Cuando se despliegan los corales, expulsan sus algas simbióticas, se tornan blancas y mueren. Cuando las temperaturas del océano esuvieron en su nivel más alto, un blanqueamiento de corales ocurrió en todo el mundo. A pesar de que un menor número de arrecifes de coral entran en las regiones más cálidas de este tiempo, dice Timmermann, muchos corales ya se están blanqueando en Hawaii.

La mayoría de los científicos del clima esperaban que la desaceleración en el calentamiento global terminara con un fenómeno El Niño fuerte. Estos eventos ocurren cuando las cálidas aguas profundas en el Pacífico irrumpen en la superficie y aumentan las temperaturas del aire a nivel mundial.

Pero a pesar de que se predecía un gran El Niño para este año, ni siquiera se ha insinuado uno pequeño todavía.

POR MICHAEL SLEZAK

Texto original completo de New Scientist aquí

Tags: , , , ,

Comments

Comments are closed.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer