Cambio Climático

Groenlandia se derrite, y no importa

ANTARTIDA CC MONTE EREBUS

La Tierra supo calentarse naturalmente mucho más que ahora. El agua subió hasta el cuello pero no había 6 mil millones de habitantes. Ahora, como entonces, el problema no es Groenlandia.

Las capas de hielo que cubren Groenlandia podrían ser menos propensas a un derretimiento catastrófico de lo que muchos científicos pensaban, incluso si el planeta continúa calentándose y las temperaturas siguen siendo elevadas durante cientos de años. Pero esta es la buena noticia: la nueva evidencia también sugiere que parte de las capas de hielo de la Antártida podría ser, en cambio, más inestable de lo que se creía.

Esa es la conclusión de los científicos que han estado perforando hasta lo profundo la capa de hielo de Groenlandia desde 2007, en un proyecto bajo dirección danesa conocido como North Groenland Eemian Ice Drilling ( NEEM  http://neem.dk/ ). Sus resultados, publicados en enero en un artículo de la revista Nature , muestran que las temperaturas se elevaron 8 ° C (14,5 ° F) por encima de las actuales durante el período Eemian, una era de calentamiento global natural que ocurrió entre aproximadamente 115.000 y 130.000 años atrás.
“Esto es más de lo que la mayoría de los modelos paleoclimáticos han sugerido”, dijo Dorthe Dahl-Jensen, de la Universidad de Copenhague, el líder del proyecto y autor principal del nuevo estudio, en una entrevista.
En cierto sentido, las temperaturas sorprendentemente altas podría parecer tranquilizadoras: los modelos climáticos más pesimistas proyectan sólo 8 o 9 ° C de calentamiento antes de finales de este siglo, lo que implica que el hielo de Groenlandia podría quedar en gran parte intacto.

A su vez, combinado con otras investigaciones, el nuevo documento también sugiere que la Antártida ha contribuido proporcionalmente más a suber el nivel del mar de entonces, que era de 25 pies por encima del actual.  El antiguo calentamiento global, dicen los científicos, también causó un vasto derretimiento de las capas de hielo hace más de mil siglos.

Un amplio análisis de laboratorio de las muestras de hielo antiguas muestran que el resultado de estas altas temperaturas, significativamente superiores a los 9 ° C de calentamiento climático que los científicos del proyecto prevén para fines de este siglo en el peor de los casos, causó el derretimiento de lo que eran las superficies heladas de entonces.

Lo mismo ocurrió el verano boreal pasado (2012), cuando el 97 por ciento de la superficie de hielo de Groenlandia sufrió algún tipo de derretimiento, a mediados de julio, algo que Dahl-Jensen experimentó en persona. “En un momento llovió en el puesto del proyecto NEEM. Eso es muy inusual, nunca lo habíamos visto antes”. Cuando eso sucede, dijo, “la lluvia no se pierde, sino que penetra en la capa de nieve y vuelve a congelarse en una capa de hielo”.

Los científicos que estudian el núcleo de los trozos de hielo antiguos observaron el mismo tipo de capas re congeladas del período Eemian. También notaron pequeñas burbujas de aire atrapadas de los copos de nieve caídos durante esa era, y que con el tiempo se han comprimido en el hielo glacial.

La cantidad de burbujas y la relativa abundancia de oxígeno, nitrógeno y otros gases en ellas sugirió a los científicos a qué altura estaba la superficie de hielo por encima del nivel del mar cuando comenzó y cuando terminó el período Eemian. Entonces, como ahora, el aire tenía una composición y una densidad diferentes a diferentes altitudes.

La conclusión que obtuvieron fue que 128.000 años atrás, apenas comenzado el período Eemian, la capa de hielo en el puesto NEEM, en el norte de Groenlandia, era de 650 pies (198 metros) por encima de la actual. Seis mil años después, se había derretido otra vez para terminar a unos 425 pies (129 metros) por debajo del nivel actual.

Eso suena como mucho, pero como dijo Jensen, “no es que haya desaparecido toda la capa de hielo.” De hecho, el 75 por ciento del hielo se mantuvo intacto, incluso después de 6.000 años de temperaturas globales muy elevadas. Esto habría llevado el nivel del mar hasta por un máximo de 2 metros o 6 pies y medio. Para aquellos que en 2012 experimentaron la marejada del huracán Sandy, puede sonar bastante horrible, dado que el poder destructivo de Sandy fue potenciado por un pie o poco más de subida del nivel del mar desde 1900.

CC ANTARTIDA DERRETIMIENTO

Pero los estudios de las costas antiguas de todo el mundo han demostrado que respecto del actual nivel del mar, durante el período Eemian era superior en 8 metros, o 26 pies, un cambio de un poder destructivo imposible de comprender hoy. En aquel entonces, dijo Hubertus Fischer, de la Universidad de Berna, Suiza, y uno de los coautores del estudio, “había muy pocos seres humanos y ninguna ciudad costera. Si viéramos un aumento tan enorme ahora, las consecuencias serían drásticas, incluso si tardara un par de miles de años en ocurrir”.

Puede que no lleve mucho tiempo, sin embargo. Si Groenlandia sólo representó una cuarta parte de esa inundación de entonces, razonó Dahl-Jensen, “esto significa que la Antártida debe haber contribuido al resto.”

A medida que se calienta el planeta bajo el grueso manto de gases invernadero que los seres humanos bombean a la atmósfera, el hielo antártico puede jugar nuevamente un factor importante.

“La Antártida Occidental y partes de la Antártida Oriental están inestables, lo que significa que la base de la capa de hielo está a una milla (1.600 km) debajo del nivel del mar”, afirmó Dahl-Jensen. “Si se reduce el espesor, podría aparecer como un iceberg y empezar a flotar en el océano. Esto le daría una rápida subida del nivel del mar, lo que sería mucho más peligroso que los cambios lentos”.

Si bien este escenario no surge directamente del análisis de NEEM, sino de la línea de razonamiento que la conduce, evidencias de otras observaciones sugieren que podría suceder algo parecido. Un artículo publicado en Nature, en abril de 2012, reportó un adelgazamiento en algunas de las barreras de hielo de la Antártida vinculados a las corrientes oceánicas cálidas que mellan el hielo desde abajo. Otro artículo publicado en Nature Geoscience unas semanas más tarde proyectó un deterioro aún más rápido.

Nada de esto cambia necesariamente las mejores proyecciones actuales de la subida del nivel del mar a finales de este siglo, que aún se mantienen en alrededor de 1 a 2 metros o 3 a 6 pies para 2100 , especialmente considerando que las temperaturas fueron significativamente mayores durante el Eemian. Ello será de por sí bastante destructivo , coinciden científicos y planificadores urbanos.

Pero incluso si el planeta nunca alcanzara temperaturas del nivel del período Eemian, Fischer dijo que deberíamos esperar  un aumento de unos 5° C (9 ° F) de calentamiento si seguimos emitiendo dióxido de carbono durante los próximos cien años”.

Si el nivelo del mercurio permanece alto por un buen tiempo, es inevitable que el nivel del mar se eleve: el mensaje del proyecto NEEM es claro.

“La capa de hielo de la Antártida occidental es claramente más sensible al calentamiento de lo que pensábamos”, dijo Fischer. “Esto es realmente un mensaje enorme”.

Texto original aquí: http://www.climatecentral.org/news/greenlands-ice-surprisingly-stable-antarcticas-the-opposite-15500

Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer