Energías

Obama declara la guerra al carbón… con el gas

CC PLAN OBAMA CARBÓN CONTAMINACIÓN

El presidente retomó la iniciativa contra el cambio climático con un ambicioso plan que acorrala las plantas energéticas a carbón, promete fondos para afrontar próximos desastres como los recientes y quiere poner a EEUU al frente de la lucha contra el calentamiento global.

(Por Tiempo Inestable).- Sofocado por el calor de Washington, en mangas de camisa y pañuelo en mano para secarse el sudor entre frase y frase de su discurso frente a la Universidad de Georgetown, el presidente Barack Obama anunció este 25 de junio un ambicioso plan de lucha contra el calentamiento global, cuando Estados Unidos acaba de dejar atrás el año más caluroso de su historia.

“Actuar frente al cambio climático nos plantea una oportunidad económica. Podemos construir un futuro con bajas emisiones de carbono. Una economía de energía limpia y bajas emisiones puede resultar un motor de crecimiento para las décadas por venir”, enfatizó el presidente.

Aunque redujo sus emisiones de carbono (CO2) en años recientes, Estados Unidos es de los mayores emisores de gases invernadero del mundo, junto con China y la Unión Europea. El mes pasado, Estados Unidos y China firmaron un histórico acuerdo para reducir las emisiones de hidrofluorocarbonos (HFC), gases invernadero presente en muchos electrodomésticos (VER MÁS ABAJO).

En mayo pasado, las mediciones diarias de CO2, el principal gas invernadero, superaron las 400 partes por millón (ppm), según datos tomados por la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de Estados Unidos (NOAA) en un laboratorio de Hawaii que mide la concentración de ese gas de 1958.

La última vez que los niveles de CO2 se mantuvieron de forma estable por encima de esa marca fue entre 3 y 5 millones de años atrás, cuando el clima de la Tierra era mucho más cálido y los humanos modernos no existían.

La Administración Obama se propone generar suficiente energía renovable en terrenos públicos con el fin de dar electricidad a seis millones de viviendas para 2020, lo que duplicaría la capacidad de proyectos de energía solar, eólica y geotérmica en propiedades federales.

PLAN OBAMA CONGRESO

Según la prensa estadounidense, el Plan Obama contra el Cambio Climático es el esfuerzo más ambicioso que haya hecho para cumplir con una de las grandes promesas de su primera campaña presidencial, renovada al iniciar su segundo período, ante la creciente decepción de muchas organizaciones ambientalistas que lo habían acompañado con entusiasmo.

El Plan Obama fue anunciado después de varios meses de esperar sin éxito que el Congreso norteamericana acompañara las acciones de la Casa Blanca con iniciativas de ley en el mismo sentido.

El plan comprende acciones ejecutivas con tres grandes objetivos: reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en el país; prepararlo para el cambio climático en desarrollo y poner a la Casa Blanca al frente de los esfuerzos internacionales en asuntos del clima.

El 40% de las emisiones de dióxido de carbono de Estados Unidos, y una tercera parte de los gases de efecto invernadero en general, provienen de plantas generadoras de electricidad, según cifras oficiales.

“Se trata de usar más energía limpia, de usar menos energía contaminante, y de consumir menos energía, en general”, dijo Obama, ante una audiencia entusiasta en la Georgetown University.

El presidente advirtió que el desafío de cambio climático plantea responsabilidades a todos, no sólo a los políticos, pero recordó que “no hace mucho tiempo los republicanos lideraron el camino” que hoy recorre su Administración, desde Richard Nixon hasta John McCain.

“George Bush (h) fue quien dijo que las acciones humanas son las que están cambiando la atmósfera”, recordó Obama sobre su predecesor republicano.

CC LITERATURA

“El mundo no se terminará porque controlemos las emisiones de gases invernadero. Ya ocurrió con la regulación de otros productos contaminantes, o cuando luchamos para reducir la lluvia ácida, o gases refrigerantes. No dejó de haber ni heladeras ni aires acondicionados”, ironizó.

“Algunos agoreros decían que los nuevos estándares sobre contaminación diezmarían la industria automotriz. Adivinen qué… No pasó nada”, añadió.

Obama consideró que según “las viejas reglas” el avance económico era incompatible con la protección del medio ambiente, pero subrayó que ahora hay tecnología para “hacer crecer la economía y cuidar a nuestros niños al mismo tiempo”.

“Actuar frente al cambio climático es una oportunidad económica. Podemos construir un futuro con poco uso de carbón. Una economía de energía limpia y baja en carbono puede resultar un motor de crecimiento para las décadas por venir”, enfatizó el presidente.

Obama se declaró convencido de que “esta es una lucha que Estados Unidos puede y debe liderar en el Siglo XXI. El plan que anuncio hoy debe ser una fuerte señal para el mundo de que los norteamericanos lo tomamos en serio”.

“Ya no financiaremos nuevas plantas de carbón en otros países”, anunció el jefe de la Casa Blanca, y dijo que las naciones en desarrollo deben acompañar este tipo de acciones, porque “son a menudo las más vulnerables a los efectos de cambio climático”.

LOS TRES OBJETIVOS DEL PLAN OBAMA

. Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de Estados Unidos.
. Preparar a Estados Unidos para el cambio climático que ya está ocurriendo.
. Dirigir los esfuerzos internacionales sobre el clima.

Los objetivos dentro de los objetivos:

1. Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en Estados Unidos

PLAN OBAMA CARBONO 400 PPM

Adoptar medidas contra las emisiones de CO2 en las centrales eléctricas.

Extender las energías renovables: proyectos a escala comercial en terrenos públicos, paneles solares en viviendas públicas, proyectos en bases militares, electricidad de fuente renovable en instalaciones federales.

Hacer un montón de cosas más eficientes en energía: electrodomésticos, vehículos grandes, edificios federales, vivienda multifamiliar, hipotecas .

Promover el desarrollo de tecnologías más limpias: biocombustibles, baterías avanzadas, pilas de combustible, proyectos de energías de combustible fósiles avanzadas.

Actualizar la red eléctrica.

Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero distintos del carbono , como los HFC y metano.

Proteger y restaurar los bosques , que capturan carbono.

2. Preparar a Estados Unidos para el cambio climático que ya está aquí y resulta inevitable.

Oklahoma Galería de Fotos Fred Wheelbarger

Ayudar a las comunidades a hacer sus infraestructuras y edificios más resistentes.

Ayudar a crear “hospitales sustentables y resistentes” que pueden hacer frente a los problemas de salud relacionados con el clima y las necesidades en caso de desastres.

Ayudar a los agricultores y ganaderos a adaptarse a la sequía y los cambios climáticos a largo plazo.

Plan para gestionar las sequías, incendios forestales y las inundaciones.
]
3. Dirigir los esfuerzos internacionales para combatir y prepararse para el cambio climático

PLAN OBAMA COPENHAGUE CC

Trabajar a través del proceso de los tratados de las Naciones Unidas.

Proseguir las iniciativas bilaterales con China, India y otros grandes emisores de gases invernadero.

Impulso a la eliminación de subsidios a los combustibles fósiles .

Dejar de financiar nuevas plantas de carbón en el extranjero , y ayudar a otros países a dejar el uso de carbón, incluso si eso significa el uso de gas natural o la energía nuclear.

Texto original aquí:

EL PLAN SEGÚN LA CASA BLANCA (DOCUMENTO)

CALOR AUSTRALIA INCENDIOS

Ante la evidencia, y sufriendo ya los impactos, Estados Unidos y China prometen unirse frente al cambio climático reduciendo la emisión del gas invernadero HFC. Pero aún hay líderes políticos que desconfían de las alertas científicas que justifican la alarma. Aquí, una contundente columna de opinión de dos autoridades en la materia, Michael Oppenheimer, y Kevin Trenberth (*). 

En un reciente artículo publicado por The Washington Post, el representante republicano Lamar Smith (Texas) ofreció un guiso recalentado de aisladas leyendas urbanas y generalizaciones sobre la ciencia del clima para defender el destructivo status quo actual. Estamos de acuerdo con el presidente del Comité de Ciencia, Espacio y Tecnología en que la política debe basarse en sólidos conocimientos científicos. Pero Smith presentó temas de debate político, y ninguna de sus conclusiones implícitas es exacta.

Nosotros dos hemos pasado, en total, más de siete décadas estudiando el clima de la Tierra, y nos hemos unido a cientos de los mejores científicos del clima para resumir el corpus de conocimientos para el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC), el Programa Mundial de Investigaciones Climáticas y otros órganos científicos.

Creemos que nuestras opiniones son representativos del 97 por ciento de los científicos del clima que están de acuerdo en que el calentamiento global es causado por los seres humanos. Legiones de estudios apoyan la opinión de que, si nos quedamos de brazos cruzados, este calentamiento producirá efectos peligrosos. (Este comentario, al igual que gran parte de nuestro trabajo, es un proceso de colaboración, con la participación de los destacados científicos del clima Julia Cole, Robert W. Corell, Jennifer Francis, Michael E. Mann, Jonathan Overpeck, Alan Robock, Richard CJ Somerville y Ben Santer.)

Gases provocados por el hombre que retienen el calor están calentando el planeta y llevan a un aumento en los fenómenos meteorológicos extremos. Las sequías son cada vez más prolongadas y graves en muchas áreas. El riesgo de incendios forestales está aumentado. En 2012, el año más caluroso de la historia de Estados Unidos, ilustra este riesgo grave sequía generalizada acompañada de extensos incendios forestales.

CC EMISIONES DE CO2 PER CAPITA 2012

Aporte de emisiones de CO2 por países.

En mayo de 2013, los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera superaron las 400 partes por millón (ppm) acercándose a la marca a mitad de camino entre las cantidades preindustriales y una duplicación de suus niveles. Se espera que esta duplicación provoco un calentamiento en este siglo  de 4 a 6 grados Fahrenheit. La última vez que el dióxido de carbono en la atmósfera alcanzó este nivel fue hace más de 3 millones de años, cuando las tierras del Ártico estaban cubiertas de bosques. El ritmo sin precedentes de aumento ha sido impulsado en su totalidad por las emisiones producidas por el hombre.

Proyecciones de una serie de análisis científicos resumidos por la Academia Nacional de Ciencias norteamericana y la mayoría de las principales organizaciones científicas del mundo indican que para finales de este siglo las personas estarán experimentando temperaturas más altas que cualquiera de los conocidos en la civilización humana. Temperaturas a las que que nuestras sociedades, sus cultivos y sus ecosistemas no están adaptados.

Proyecciones de los modelos informáticos de al menos 27 grupos en las universidades y otros institutos de investigación en nueve países han demostrado ser sólidos. En muchos casos, han sido demasiado conservadores subestimando lo largo de los últimos 20 años de subida del nivel del mar y de deshielo del mar Ártico.

Mucho se ha hecho por una reducción a corto plazo de la tasa de calentamiento de la atmósfera. Pero el calentamiento “global” requiere mirar a todo el planeta. Si bien el aumento de la temperatura atmosférica se ha desacelerado, el calentamiento del océano aumentó dramáticamente después de 2000. El exceso de calor está siendo atrapado en el sistema climático de la Tierra y las observaciones del Sistema de Observación del Clima Global y otros son cada vez más capaces de localizarlo. Las Interpretaciones simplistas de datos ocultan la realidad.

(*) Michael Oppenheimer un profesor de ciencias de la tierra y de asuntos internacionales en la Universidad de Princeton. Kevin Trenberth es científico en el Centro Nacional de Investigaciones Atmosféricas.

CC OBAMA XI PING EEUU CHINA
Obama y Ji Xinping disfrutan al aire libre.

Estados Unidos y China han acordado este 8 de junio “trabajar conjuntamente y con otros países” para reducir las emisiones de un tipo de gas de efecto invernadero, los hidrofluorocarbonos (HFC), presentes en muchos electrodomésticos.

Tras su reunión en California, el presidente estadounidense, Barack Obama, y su colega chino, Xi Jinping, se comprometieron a reducir progresivamente “la producción y consumo de los gases HFC”, que han sido adoptados por la industria como sustituto de gases que afectan a la capa de ozono.

Aunque los HFC no atacan a la capa de ozono contribuyen en alto grado al efecto invernadero y al cambio climático y son aún utilizados en refrigeradores, aparatos de aire acondicionado o maquinaria industrial, especialmente en países en desarrollo.

“Una rebaja progresiva de los HFC podría potencialmente reducir el equivalente a unas 90 gigatoneladas de CO2 para 2050, alrededor de dos años de emisiones de emisiones de gases de efecto invernadero”, indicó la Casa Blanca en un comunicado en el que anunció el acuerdo con China.

CC IMPACTO POR PAISES

Durante los últimos cuatro años, Estados Unidos, Canadá y México han propuesto que se enmiende el Protocolo de Montreal de 1987, que consiguió un compromiso para acabar con el uso de los CFC (clorofluorocarburos) y de los HCFC (hidroclorofluorocarburos), que reducían la capa de ozono. No obstante, el uso de los HFC comenzó a crecer como sustitutos de los CFC y HCFC.

La Casa Blanca afirmó hoy que el compromiso con China para conseguir añadir los HFC en el Protocolo de Montreal es “un importante nuevo paso para hacer frente al cambio climático”. Obama y Xi se reunieron ayer y hoy en un complejo residencial de Rancho Mirage (California) para tratar en una atmósfera más privada asuntos bilaterales de defensa, comerciales, propiedad intelectual o cambio climático entre otros.

Texto original aquí

VIDEO CON ANIMACIÓN SOBRE LA EVOLUCIÓN DE LAS EMISIONES DE CARBONO EN EL ÚLTIMO SIGLO

QUÉ SON LOS HIDRO-FLUOR-CARBONOS (HFC) 

CC GASES INVERNADERO HFC

Es de sobra conocido que los clorofluorocarbonos (CFCs) se consideran los principales responsables del agujero en la capa de ozono. Estos compuestos eran utilizados hasta hace poco como refrigerantes, disolventes y propelentes de aerosoles, y provocan la descomposición del ozono por la acción de los átomos de cloro que llevan en su estructura.

Desde la firma del protocolo de Montreal en 1987, los CFCs están siendo sustituidos progresivamente por hidrofluorocarbonos (HFCs), que llevan flúor pero no cloro. Los HFCs son prácticamente inertes, poco tóxicos y no dañan la capa de ozono.

Sin embargo, no son totalmente inofensivos: la alta estabilidad de estas moléculas, debida a sus fuertes enlaces carbono-flúor, hace que estos gases permanezcan mucho tiempo en la atmósfera y contribuyan en gran medida al efecto invernadero.

Para deshacerse de los HFCs, desde hace tiempo se viene buscando un modo sencillo de convertir los enlaces carbono-flúor en enlaces carbono-hidrógeno. Esto daría como resultado un hidrocarburo, que es mucho más fácil de eliminar (por ejemplo, por combustión).

Para ello, es necesario “arrancar” los átomos de flúor y sustituirlos por átomos de hidrógeno, pero hasta el momento esto no ha sido fácil de conseguir. Recientemente, la revista Science publica una investigación de dos científicos de la Universidad de Brandeis (Massachusetts) que han diseñado un procedimiento para llevar a cabo este intercambio.

Texto completo aquí

MIENTRAS TANTO, US$ 200 MILLONES PARA LOS MÁS POBRES

Bélgica, Alemania, Noruega, Suiza y Estados Unidos comprometieron unos US$ 200 millones en inversiones en adaptación al cambio climático en los países más pobres del mundo.

Las contribuciones se canalizarán a través del Fondo de Países Menos Adelantados y del Fondo Especial del Cambio Climático (FECC / FPMA), gestionado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (Global Environment Facility, GEF).

Según el GEF esto lleva el total de compromisos internacionales totales de inversión en programas de adaptación al cambio climático en las regiones más vulnerables del mundo a más de US$ 1.000 millones.
La noticia se difundió el mismo día en que el GEF y el FECC aprobaron US$ 44,83 millones en subsidios para Camerún, Haití, Namibia y la región de los Andes.

“Los donantes están intensificando al desafío de la adaptación, y esto es absolutamente crítico dado el estado de nuestro clima, y estamos muy agradecidos por el apoyo de estos naciones, así como su voto de confianza en el FPMA y el FECC “, dijo Bonizella Biagini, responsable del Programa de Adaptación al Cambio Climático del GEF.

El FPMA y el FECC están dirigidos a financiar la adaptación de los países más pobres del mundo y para los países vulnerables al cambio climático incluidos los pequeños Estados insulares.

“Ya experimentamos grandes costes económicos debido a prácticas no sostenibles y no podemos obviar lo que nos dicen las catástrofes”, dijo el CEO del FMAM Naoko Ishii. “Esas evidencias en todo el mundo exigen una acción concertada de mitigación, pero también en la adaptación y aprontes para enfrentarlas”.

Texto original aquí

Tags: , , , , , , , ,

Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer