Extremos

Olas de calor, ¿olas de hambre?

 EXTREMOS OLA DE CALOR ARGENTINA INTA MAIZ SECO

La crisis mundial de alimentos, que tiene a mil millones de personas en situación de hambre y amenaza a otras dos mil millones de aquí a 2050, empeorará si persisten olas de calor que están revirtiendo los rendimientos en alza de cultivos del último medio siglo, estimaron investigadores de la universidades de Leeds y Reading. En Argentina (ver más abajo), la prolongada ola de calor de fines de 2013 amenaza seriamente los sembradíos de soja: el país es el primer exportador mundial de aceite y harina de soja.

Olas de calor severas, como las que ha afrontado Australia al comienzo de 2013, se repetirán con más frecuencia en las próximas décadas si continúa el cambio climático mantiene estas tendencias. En Estados Unidos, el calor extremo convirtió a 2012 en el año más caluroso anotado en sus registros y a su cosecha de maíz en la peor en 20 años.

La investigación, que utilizó como referencia el cultivo de maíz en Francia, predice pérdidas de hasta 12 por ciento para los rendimientos de maíz en los próximos 20 años. Un segundo más largo plazo advierte que si no se actúa contra el cambio climático, las cosechas de trigo y soja caerán hasta 30 por ciento en 2050, según las temperaturas globales sigan en aumento.

“Los avances actuales en la agricultura son demasiado lentos para compensar el daño por estrés que ocasiona el calor en los cultivos hacia el futuro”, dijo el profesor Andy Challinor, en la Universidad de Leeds.

EXTREMOS OLA DE CALOR ARGENTINA INTA RIEGO SOJA

“Nuestras investigaciones encienden alarmas sobre la seguridad alimentaria en el futuro”, dijo Ed Hawkins, de la Universidad de Reading, quien trabajó en el estudio de maíz. “Durante los últimos 50 años, los avances en la agricultura, como los fertilizantes y el riego, aumentaron los rendimientos de los alimentos básicos del mundo, pero estamos empezando a ver una desaceleración en ese aumento”.

La creciente frecuencia de los días de calor en todo el mundo podría explicar parte de esta desaceleración. “Los avances actuales en la agricultura son demasiado lentos para compensar el daño esperado para los cultivos de estrés por calor en el futuro”, comentó su colega Andy Challinor, en la Universidad de Leeds. “La alimentación de una población en crecimiento como el cambio climático es un desafío importante, sobre todo porque la tierra disponible para la expansión agrícola es limitada. Las entregas de los principales cultivos alimentarios podrían estar en riesgo”.

Hawkins, Challinor y sus colegas examinaron cómo el número de días en que la temperatura se elevó por encima de 32 grados centígrados afectó la cosecha de maíz en Francia, que es la mayor fuente de Reino Unido de maíz importado. Los rendimientos se había cuadruplicado entre 1960 y 2000, pero apenas mejoró en la última década, mientras que el número de días de calor más que duplicado.

En la década de 2020, se esperan altas temperaturas inusuales en extensas áreas de Francia y a menos que los agricultores descubran cómo combatir el estrés por calor que sufren las semillas, los rendimientos de maíz francés podría caer 12 por ciento en comparación con los actuales. “El calor extremo nunca es bueno para los cultivos”, comentó Hawkins.

EXTREMOS ARGENTINA OLA DE CALOR SEQUÍA SOJA

El segundo estudio es la primera evaluación global de una amplia gama de impactos del cambio climático, desde el aumento de las inundaciones a la creciente demanda de aire acondicionado, y sobre cómo reducir las emisiones de carbono podrían reducir estos impactos , publicado en Nature Climate Change.

“Nuestra investigación identifica claramente los beneficios de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, impactos menos graves sobre los cultivos y las inundaciones son dos áreas de beneficio particular”, dijo el profesor Nigel Arnell, de la Universidad de Reading, director del estudio.

Un ejemplo mostró que la productividad global de trigo de primavera podría disminuir 20 por ciento en 2050, aunque podría aplazarse a 2100 si se toman medidas firmes para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Las inundaciones son la consecuencia más controlable si se toman acciones positivas sobre el clima, según el estudio. Si no actuamos, incluso las previsiones más optimistas sugieren que el mundo se calentará 4 grados centígrados, que expondría a unos 330 millones de personas en el mundo a inundaciones de ríos. Pero esa cifra podría reducirse a la mitad si las emisiones empiezan a caer en los próximos años. Las inundaciones son la mayor amenaza para el clima del Reino Unido, con más de 8.000 viviendas bajo agua en 2012.

Otro impacto dramático es el del uso de aire acondicionado a medida que aumentan las temperaturas. La energía necesaria para la refrigeración crece pero podría reducirse 30 por ciento si el mundo actúa para reducir las emisiones, muy concentradas en Europa. Sin embargo, la acción por el clima tiene un efecto relativamente pequeño sobre la escasez de agua, que afectaría a millones de personas. Sólo 5 por ciento de los problemas provocados por el agua se evitarían con cierta caída de emisiones.

“Aun así, la reducción de emisiones permite ganar tiempo para adaptarse” a los impactos del cambio climático, dijo Arnell. “Se puede comprar de 5 a 10 años hasta 2030, y varios más hasta 2050. Es todo un estudio optimista, ya que muestra que las políticas climáticas pueden tener un gran efecto en la reducción de los impactos sobre las personas”.

Ed Davey, secretario británico de Estado para la Energía y el Cambio Climático, dijo: “Esta investigación nos ayuda a cuantificar los beneficios de limitar el aumento de temperatura a 2 grados y subraya por qué es vital seguir con las negociaciones sobre el cambio climático de la ONU y asegurar un acuerdo global legalmente vinculante en 2015 “.

Texto original completo aquí

EXTREMOS ARGENTINA OLA DE CALOR CULTIVOS

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires advirtió a fines de diciembre de 2013 que los cultivos de soja y maíz de la temporada 2013/14 claman por lluvias al cabo de dos semanas de una ola de calor que invadió la Pampa argentina en pleno desarrollo de los dos cultivos.

Argentina es el tercer exportador mundial de soja y maíz y el principal exportador de aceite y harina de soja, y los agrometeorólogos ya advirtieron que, aunque llueva en los próximos días, los cultivos igualmente sufrirán pérdidas.

Los cultivos más al Norte en las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos exhiben “una condición que varía de regular a mala”,  sostuvo la Bolsa. “Gran parte de los maíces sembrados a comienzos del mes de septiembre hoy transitan su período crítico soportando un importante estrés”.

La previsión de siembra de soja de la temporada 13/14 es de 20,45 millones de has y la de maíz, de 3,3 millones de has. 

Según los agrometeorólogos del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), Las temperaturas seguirán al comenzar 2014 arriba de los 30°C y mientras tanto los cultivos seguirán bajo estrés hídrico.

Fuente: agencias.

Tags: , , ,

Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer