América Latina

Otra crisis más para Brasil: la sequía

A lo largo del sudeste brasileño, entre Rio de Janeiro y San Pablo, los reservorios de agua se están secando y obligan a las autoridades a imponer racionamientos de agua.

La secretaria de Medio Ambiente de Río de Janeiro declaró que es “la peor sequía en 85 años”, pero expertos en medio ambiente la atribuyen también a décadas de malas políticas públicas.

La temporada de lluvias de 2015 empezará en noviembre pero el fenómeno El Niño puede jugar en contra. Brasil arriesga además el suministro normal de energía eléctrica, que en un 75% proviene de represas.

La reserva de Paraibuna, la más grande en la cadena que abastece a Rio de Janeiro, está llegando a su ‘volumen muerto’, en el que el agua restante no puede ser usada. En total, los cuatro principales reservorios de la red Paraiba do Sul cayeron en octubre a menos de 6% del ‘volumen activo’.

En Sao Paulo, el sistema Cantareira está ahora en mejor situación, después de una dura crisis: 16% del ‘volumen activo’. Un gráfico de la autoridad responsable muestra como la línea se mueve apenas por encima de la zona roja de peligro.

En el noreste del país, en el reservorio Sobradinho (estado de Bahía), la capacidad activa está en 6%.

¿Cómo es posible que haya sequía en Brasil, si es una de las principales fuentes de agua dulce del mundo?

Mucha de esta agua está presa en el poderoso río Amazonas en el norte del país, muy lejos para ser aprovechada por los 20 millones de personas en Sao Paulo o las 10 millones en Rio.

“Es mucho más serio que una crisis, la crisis es algo que termina eventualmente, pero es estructural”, dice el ambientalista y profesor universitario, Sergio Ricardo.

Los errores van desde una ineficiente explotación de las reservas hasta la contaminación de las fuentes del preciado recurso. En la metrópolis carioca, el 80 por ciento de las aguas servidas caen en los ríos sin tratamiento, explicó Ricardo.

Mario Moscatelli, otro experto en temas del agua, coincide en que no puede culparse unicamente a la sequía y el cambio climático, sin contar los daños hechos por el hombre.

“Dadas las señales de la naturaleza, sólo puede empeorar y la respuesta del gobierno ha sido siempre tímida y además reactiva, nunca preventiva”.

Texto original completo aquí

Tags: , , , , , , , ,

Comments

Comments are closed.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer