Documentos

Pagar desastres por adelantado es más barato y mejor

DOCUMENTOS BANCO MUNDIAL RESILIENCIA PHAILIN

India se tomó años de preparación para reducir los daños de un ciclón, y lo logró con el “Phailin”, este año. Filipinas, con el “Haiyan”, no. Los expertos advierten que sin grandes inversiones a largo plazo los fenómenos extremos en países en desarrollo seguirán provocando grandes desastres.

En 1999, un ciclón de categoría 5 devastó el estado indio de Odisha y dejó 10.000 muertos y 4.500 millones de dólares en daños. Pero 14 años después otra monstruosa tormenta, el “Phailin”, golpeó la misma región con un resultado muy diferente: menos de 40 muertos y  pérdidas de 700 millones.

La razón de este cambio radical fue años de trabajo en prevención de riesgo de desastres y de preparación, en un esfuerzo concertado del Estado para aumentar la resiliencia frente a condiciones climáticas extremas. Sistemas de alerta temprana y ejercicios anuales de tormenta en estrecha colaboración con las comunidades locales formaron parte de ese proceso.

Odisha también invirtió en nuevos refugios contra tifones, rutas de evacuación y fortalecimiento de diques costeros, todo lo cual ayudó al Estado a ejecutar un plan bien definido de prevención de desastres y preparación ante la crisis. La ONU consideró el manejo de la situación en Odisha “un hito historia de éxito en la gestión del riesgo de desastres”.

Como ha comprobado el mundo en Filipinas, a veces ningún gobierno puede prepararse lo suficiente para para tormentas récord como el súper tifón “Haiyan” o poner a salvo tantas personas en tan corto tiempo.

DOCUMENTOS BANCO MUNDIAL RESILIENCIA PHAILIN 2

(…) Un nuevo informe del Banco Mundial sobre resiliencia y desastres climáticos en países en desarrollo rescata buenas prácticas y soluciones innovadoras para la protección de vidas y medios de vida, y para disminuir pérdidas y daños a la propiedad privada y a la infraestructura clave.

El reporte demuestra que las pérdidas financieras relacionadas con el clima se concentran en los países de ingresos medios de rápido crecimiento porque esos países tienen cada vez más activos de alto valor, que también quedan cada vez más expuestos.

El impacto medio de los desastres en esas naciones igualó 1 por ciento del producto interno bruto entre 2001 y 2006, diez veces más que el promedio de los países de altos ingresos. También muestra que los desastres relacionados con el clima son más incapacitantes para los países más pequeños y de bajos ingresos, menos capaces de hacerle frente.

El huracán “Tomas”, por ejemplo, devastó Santa Lucía en 2010 arrasando con el equivalente a 43 por ciento del PIB de esa nación caribeña. En el Cuerno de África, una prolongada sequía que terminó en 2011 y que, en su apogeo, llevó a 13,3 millones de personas a la escasez de alimentos, causó pérdidas totales de 12.100 millones, sólo en Kenia.

“Este fue un esfuerzo mu6y necesario y oportuno para recoger el conocimiento práctico reunido por los expertos durante décadas”, dijo Habiba Gitay, especialista ambiental de alto nivel del Banco Mundial y coautor del informe. “Esperamos que las buenas prácticas que destacamos en todo el mundo ayuden a los países a aprender unos de otros y a ser más capaces de resistir los fenómenos climáticos catastróficos”.

DOCUMENTOS BANCO MUNDIAL RESILIENCIA PHAILIN 3

Conclusiones principales:

– Desarrollar resiliencia ante el clima es esencial para los objetivos globales de acabar con la pobreza extrema y promover la prosperidad compartida. Es fundamental trabajar con distintas disciplinas y sectores para aumentar la resiliencia a largo plazo, y para reducir el riesgo y evitar el aumento de las pérdidas futuras, es fundamental.

– Ese desarrollo es el correcto camino en adelante, pero hay costos iniciales que podrían ser de hasta 50% mayores y el fruto de la inversión se verá a largo plazo.

Texto original aquí

Tags: , , , , , ,

Comments

Comments are closed.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer