Extremos

París bien vale una alerta de inundación

París vivió a principios de junio en estado de alerta la mayor crecida del Sena en tres décadas, con el museo del Louvre cerrado para preservar las obras conservadas en sus depósitos, después de varios días de incesantes lluvias e inundaciones en la región parisina.

Varios de los ‘quais’ que bordean el Sena quedaron cubiertos por las aguas, mientras las autoridades pedían a los parisinos que evitaran los paseos cercanos al río, cuya crecida rozó los seis metros.

Según Bruno Janet, responsable del servicio de previsión de crecidas, esta quedó “muy lejos de la crecida de 1910, cuando estábamos a 8,60 m”. Otra crecida más reciente, en 1982, superó por poco los seis metros.

Un hombre de 74 años murió al caer al agua con su caballo en un río de la región parisina, al suroeste de la capital. El caballo pudo volver a la orilla, pero el hombre fue encontrado muerto después.

La ministra francesa de Medio Ambiente, Ségolène Royal, expresó el temor de que tras el descenso de las aguas en la región parisina se puedan hallar más víctimas.

El sur de Alemania también se ha visto afectado por intensas lluvias e inundaciones, donde el balance es ya de 10 muertos, después que un hombre de 65 años perdiera la vida en la inundada localidad de Simbach am Inn. En Rumanía, las inundaciones han provocado dos muertos y la evacuación de más de 200 personas.

Todo ello ocurrió en la capital mientras varias localidades del centro de Francia padecen las peores inundaciones en un siglo, con más de 5.000 personas evacuadas desde el pasado fin de semana y unas 19.000 viviendas sin electricidad.

Además del cierre del Louvre -ubicado en la orilla derecha, a tiro de piedra del río- las autoridades también decidieron por las mismas razones el cierre del museo de Orsay, situado en la otra orilla del Sena.

Pese a que no se espera que esta crecida sea tan catastrófica como la de 1910, los parisinos miraban este viernes con inquietud la evolución del Sena.

En la estación de metro Saint-Michel, en pleno Barrio Latino, los pasajeros ya no pueden tomar la línea que va hacia el norte -al otro lado del Sena-, debido a las infiltraciones que aparecen en los muros de la ahora húmeda estación.

Agencia AFP

Tags: , , ,

Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer