Cambio Climático

Por qué se recalentó la Península Antártica

CC PENÍNSULA ANTÁRTICA 2015

La Península Antártica, ese delgado brazo de tierra que se extiende desde el continente helado hacia América del Sur, se ha calentado unos 5° Farenheit (2,8°C aprox) en los últimos 50 años, cuando el planeta en su conjunto lo hizo 1,3° F (0,8°C aprox).

Ese calor ha provocado cambios importantes en la Península, desde la notable reducción de colonias de pingüinos al espectacular colapso de dos de las plataformas de hielo. Esas plataformas flotantes de hielo son contrafuertes para los glaciares terrestres, controlan la rapidez con la que fluye que el hielo hacia el mar y por lo tanto su aporte al aumento del nivel del mar.

En la última semana de marzo de 2015, la temperatura a la Base Esperanza, de Argentina, cerca del extremo de la península de la península, alcanzó los 17,5° C (63,5 ° F), un récord para el continente. Fue unas pocas décimas de grado más alta que el anterior récord, establecido también en Esperanza, el 24 de abril de 1961.

Una red de sensores más al sur también vio saltar temperaturas de alrededor de 15° F a 55° F “muy rápidamente y durante un período de varios días, lo que resultó bastante inusual”, comenta Ted Scambos, un glaciólogo del Centro Nacional de Nieve y Hielo estadounidense, en Boulder, Colorado.

Resultado de imagen para antarctica peninsula boulder colorado scambos

Ese repentino aumento se debió a una masa de aire cálida que en el oeste de Estados Unidos se conoce como Chinook y en otros sitios como viento foehn. En eventos así, el aire cálido a una gran altura se calienta aún más a medida que desciende por la ladera de una montaña protegida del viento o el sotavento.

En este caso, las grandes diferencias entre un sistema de alta presión situado entre la Península Antártica y Sudamérica y una zona de baja presión sobre la parte principal de la Antártida causaron fuertes vientos que llevaron aire cálido sobre la península desde el noroeste.

Como la Península es una larga cadena de montañas, el aire se volvía todavía más cálido a medida que descendía por el sotavento oriental de esta lengua de tierra.

Eventos del tipo Chinook intensos se han visto antes en la Península Antártica y “son realmente los disparadores” de los principales episodios de fusión de plataformas de hielo, dijo Scambos.

El aire relativamente cálido y seco hace que la nieve sobre la superficie de hielo se evapore y se funda para formar estanques. El agua se filtra por las grietas del hielo y ejerce suficiente presión para fracturarlo.

Un estudio realizado el año pasado por Scambos y otros mostró que el aire inusualmente cálido fue probablemente el detonante de la caída de la plataforma de hielo Larsen B en 2002 (el calentamiento de las aguas que se filtran por debajo de las plataformas de hielo de todo el continente también se han relacionado con el adelgazamiento en los últimos decenios).

Ese precedente hace que Scambos y otros se preocupen por el destino de las plataformas de hielo que quedan en la Península Antártica.

A estas preocupaciones se añade la investigación, realizada en parte por el British Antarctic Survey, que sugiere que eventos del tipo Chinook podrían ser más comunes o más intensos en la Península según los vientos del oeste se intensifican en todo el continente helado, posiblemente a causa del cambio climático.

“Sin lugar a dudas, es parte de ello”, afirmó Scambos.

Scambos y John King, investigador del British Antarctic Survey involucrado en ese estudio, se niegan a establecer una relación automática  entre este evento específico con el cambio climático, ya que ocurren normalmente. Sin embargo, “las temperaturas récord observadas recientemente en la región proporcionan una vívida ilustración del impacto de los vientos foehn en el clima regional”, dijo King.

Los satélites mostraron que los lagos formados por la fusión de hielo se forman a lo largo de la península oriental después de un pico de temperatura, incluido en el hielo marino que invadió los puntos que ocupaban plataformas de hielo caídas. Ese hielo marino está ayudando a apuntalar las plataformas que quedan, dijo Scambos.

La fusión, sin embargo, no fue tan generalizada o perjudicial como podría haber sido debido a las temperaturas más frías que en general se dieron este año en la Antártida.

Pero, como comenta Scambos, aunque este Chinook no causó grandes daños a las plataformas de hielo, con el tiempo eventualmente uno lo hará.

Por

Texto original completo de Climate Central aquí

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,

Comments

Comments are closed.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer