Ciencia

Que llueva, que llueva, la nube está sembrada

AGUA INUNDACIONES YAKARTA 2013 NUBES TECNOLOGÍA

Un grupo de científicos experimenta en Indonesia la “siembra de nubes”, o sea esparcirles sales químicas en altura para forzar la lluvia en un momento predeterminado, con el propósito de evitar las inundaciones en la capital indonesia, Yakarta, donde las precipitaciones resultan cada vez más destructivas.

El 27 de enero de 2013, aviones comenzaron a dejar caer sal en las nubes de lluvia para inducir la lluvia sobre el mar de Java antes de que lleguen a Yakarta, una megaciudad demás de 10 millones de habitantes. La operación, que cuesta US$ 1,3 millones, terminó el 28 de febrero.

“Aún tenemos que hacer una evaluación completa, pero en general hemos visto una reducción significativa de las precipitaciones en Yakarta”, dijo Heru Widodo, jefe de la Unidad de lluvia artificial del Organismo de Evaluación y Aplicación de la Tecnología, del Ministerio de Investigación y Tecnología indonesio.

“La gente parece haber olvidado ya las inundaciones”, dijo, refiriéndose a las inundaciones de enero en Yakarta que borró muchas partes de la ciudad, provocó una veintena de muertos y el desplazamiento de 40.000 pobladores.

La siembra de nubes se experimentado ya en el oeste de África para promover la precipitación en los límites del desierto de Sahara propensos a la sequía. Y aunque ha sido utilizado regularmente en Indonesia para combatir incendios forestales que se propagan con frecuencia en Sumatra y Borneo durante los meses secos de mayo a octubre, ésta fue la primera vez que se ha recurrido a la misma técnica pero para evitar las inundaciones.

Después de Yakarta, el equipo de Widodo marchará a la provincia de Java Central, donde las fuertes lluvias han causado el desborde de una presa en la región de Bojonegoro y el helado `lahar” (agua de lluvia mezclada con roca volcánica y arena) desde el volcán Monte Merapi que destruyó casas y puentes en áreas residenciales.

Una serie de erupciones del Monte Merapi mató a más de 300 personas y desplazó a cientos de miles de personas en 2010.

El equipo sembrará nubes en Bojonegoro y en la región de Yogyakarta (también en la isla de Java y zona del Monte Merapi) hasta finales de marzo.

“Las erupciones volcánicas de 2010 dejaron 80 millones de metros cúbicos de lodo y arena, y cuando llueve estos materiales pueden causar estragos en los alrededores”, dijo Widodo. En el incidente más reciente de flujo de lodo, una persona murió cuando los escombros volcánicos arrastraron vehículos en un pueblo de Yogyakarta, el mes pasado, informó la prensa local.

“Nuestro plan es reducir la intensidad de las lluvias que caen en estas áreas”, dijo. Widodo explicó que la siembra de nubes, aunque no es una estrategia determinante, puede ser capaz de mitigar los efectos del clima cada vez más errático que ha visto el país.

La Agencia Nacional de Gestión de Desastres dijo que las inundaciones, los deslizamientos de tierra provocados por la lluvia, los ciclones y los incendios forestales mataron a casi 300 personas y desplazó a más de 700.000 en 2012.

No tan así

AGUA INUNDACIONES YAKARTA 2013 NUBES TECNOLOGÍA 3

Thomas Djamaluddin, director del Centro de Ciencias de la Atmósfera de la Aviación Nacional y la Agencia Aeroespacial, descuenta la siembra como una herramienta para controlar el clima. “Un análisis de la dinámica y el crecimiento de nubes sembradas mostró que el clima favorable fue sólo marginal”, dijo. “Las imágenes de satélite muestran que los movimientos de las nubes nunca se acercaron a Yakarta en febrero”.
Djamaluddin afirmó que las operaciones de siembra de nubes sólo afectaron formaciones a una altura de 12.000 a 15.000 pies (entre 3,6 y 4,5 km), que de todos modos no contienen lluvia.

“Las nubes cumulo-nimbus, que son de hasta 10 kilómetros, son demasiado difíciles y es demasiado arriesgado llegar hasta allí”, dijo. “Para un área tan grande como Yakarta, donde las aguas provienen también de otras áreas, no podemos confiar de ningún modo en la tecnología de modificación climática para evitar las inundaciones.”

Mahally Kudsy, un funcionario del Centro de Tecnología de Modificación del Clima, explicó que las sales arrojadas desde los 3,6 kilómetros pueden llegar a mayores alturas en las nubes porque fortalecen la corriente ascendente de aire húmedo.

Se prueba o no capaz de desviar la lluvia, la siembra de nubes sólo puede ser parte de la solución, concluyó Syamsul Maarif, director de la Agencia Nacional de Desastres del Gobierno de Gestión.

“La siembra de nubes es sólo un método complementario en los esfuerzos de prevención de inundaciones. El mantenimiento del sistema de drenaje, dragado ríos y el fortalecimiento de las presas y diques debe ser la prioridad principal”, afirmó Maarif.

http://www.preventionweb.net/english/professional/news/v.php?id=31492&a=email&utm_source=pw_email

Tags: , , , , , , ,

Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer