Imágenes

¿Quién parará la lluvia a fin del siglo?

Científicos de la NASA han combinado datos de varios modelos climáticos, usados por el Panel Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC), para mostrar cómo los patrones de temperatura y precipitaciones puede cambiar de aquí hasta el final del siglo XXI.

Esta visualización muestran los cambios esperados de temperatura y precipitaciones, en comparación con los que hemos tenido a finales del siglo XX.

Los mayores aumentos de temperatura se ven en el Hemisferio Norte. A través de América del Norte, zonas montañosas habitualmente con nieve, como las Rocallosas, y el norte de Canadá verán a este ritmo los primeros y más grandes aumentos de temperatura.

Los aumentos de temperatura eliminarán el efecto de reflejo (técnicamente, albedo) y enfriamiento de la capa de hielo.

Esta reducción del albedo es la razón por la cual se presenta tan dramática la situación creada por el calentamiento en el Ártico, a medida que se derrite el hielo polar y las aguas más profundas y oscuras del océano absorben la energía del Sol.

A su vez, el agua más cálida acelera el derretimiento del hielo marino.

En toda las superficie del planeta, las zonas terrestres presentan un aumento de temperaturas promedio que las aguas oceánicas que las circundan.

La evaporación del agua ayuda a mantener la superficie de los océanos fresca, y las profundidades del mar tienen una gran capacidad para absorber energía, antes de calentarse.

Desde la costa de América del Sur, se desprende una franja inusualmente cálida hacia el océano Pacífico. El fenómeno El Niño causa más precipitaciones en esa zona y afecta el clima de toda la región.

En esta visualización podemos ver lo que sucede con los cambios de precipitaciones. Los modelos proyectan aguas más cálidas, y un aumento de precipitaciones a través del océano Pacífico, hacia Indonesia, a medida que avance el siglo.

Los monzones sobre el subcontinente indio llevarán un aumento de precipitaciones sobre un área más amplia, y en el este de África y la franja de sabanas del Sahel se proyectan con un aumento de hasta 1o0 por ciento de precipitaciones.

Al mismo tiempo, el Mediterráneo experimentará el efecto contrario, con una disminución de precipitaciones de hasta 30%.

En general, se proyecta que las regiones secas de latitudes medias y subtropicales tendrás menos precipitaciones, y que las más húmedas de latitudes medias experimentarán un aumento.

También se proyecta que los polos y las zonas de latitudes altas sufran un aumento de las precipitaciones.

Para América del Norte, los modelos proyectan más precipitaciones más al Norte, y menos en el Sur.

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Comments

Comments are closed.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer