América Latina

San Pablo, acorralada por la sequía

AMÉRICA LATINA BRASIL SEQUÍA SAN PABLO OCTUBRE 2014

El agua en la gran metrópoli brasileña, de 20 millones de habitantes, se acabará “a mediados de noviembre” en caso de que persista la alarmante escasez de lluvias, inédita en 80 años, dijo la presidenta de la Compañía de Saneamento Basico de la ciudad, Dilma Pena, ante el Consejo Municipal.

Sin embargo, Pena confió en que las precipitaciones lleguen a la región a fines de octubre y en el resultado de las obras de almacenamiento de agua realizadas por la ciudad.

Al menos 14 millones de los 44 millones de habitantes que viven en el estado de San Pablo se han visto afectados por la escasez y más de 35 municipios se han visto obligados a racionar el agua, incluso el elegante barrio Jardins.

La sequía retrasó la siembra de la cosecha de soja 2014-2015, amenazando la meta de Brasil de llegar a un récord de producción del poroto por tercer año consecutivo, pero irónicamente esa producción, así como la de la ganadería y la explotación forestal, son responsables de una gran parte de la deforestación del Amazonas, a 2 mil kilómetros de San Pablo, según los científicos.

La deforestación aumentó en un 29 por ciento en el último período registrado oficialmente, entre agosto de 2012 y julio de 2013, el primer incremento desde 2008.

AMÉRICA LATINA BRASIL SEQUÍA SAN PABLO FOTO NACHO DOCE

Un estudio elaborado por el Instituto Naconal de Investigación Espacial (INPE) mediante imágenes de satélite mostraron que la Amazonía perdió 5.891 kilómetros cuadrados de bosques en ese período, un área de casi cinco veces el tamaño de la ciudad de Nueva York (foto Nacho Doce).

Con un menor número de árboles, la capacidad de la Amazonía para trabajar como una bomba de agua, la absorción de humedad desde el océano Atlántico y la liberación de millones de litros de humedad en el aire, se está reduciendo, dicen los científicos.

“La humedad que proviene de la Amazonia en forma de nubes de vapor -o “ríos voladores- se redujo drásticamente, lo que contribuye a esta devastadora situación que vivimos hoy”, dijo a la Fundación Thomson Reuters el científico del clima Antonio Nobre, del Instituto Nacional de Investigación Espacial. Los cambios, dijo, se deben “todos  a la deforestación”.

Nobre y un grupo de colegas científicos y meteorólogos creen que la falta de lluvia que ha secado reservorios clave en San Pablo y los estados vecinos del sureste de Brasil no es sólo el resultado de una alteración en los patrones climáticos.

En cambio, el calentamiento global y la deforestación de la Amazonia están alterando el clima en la región al reducir drásticamente la liberación de miles de millones de litros de agua de los árboles de la selva.

Fuente: agencias y Fohla de Sao Paulo.

 

 

Tags: , , , , , ,

Comments

Comments are closed.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer