Cambio Climático

Si llegáramos a tocar el límite de los 4°C

(Público.es).- Si estás pensando en comprar un terrenito para jubilarte igual deberías considerar en Groenlandia antes que en Murcia.

En la inmensa isla perteneciente a Dinamarca se pueden encontrar verdaderas gangas, sobre todo teniendo en cuenta que lo que hoy es hielo volverá a teñirse de verde para hacer realidad el nombre de este territorio: Grænland, la tierra verde, como la bautizó el cabecilla vikingo Erik el Rojo en una tramposa estrategia de marketing: Erik trató de convencer a sus vecinos vikingos de que se asentaran en la inhóspita isla, un proyecto que fracasó miserablemente.

Groenlandia, Siberia, Patagonia o incluso la Antártida van a ser algunas de las regiones más deseables si la temperatura en el planeta sigue elevándose al ritmo que lo está haciendo. El escenario más pesimista que contempla el IPCC estima que la temperatura de la Tierra podría aumentar 4ºC hacia 2100. Los 2 grados, ya no nos los quita nadie.

Escenarios del aumento de temperatura: el malo, el menos malo y el peor.

Este mapa del mundo fue elaborado por el investigador indio Parag Khanna para su libro ‘Connectography’. India va a ser uno de los países que van a resultar prácticamente inhabitables si las temperaturas siguen aumentando.

Las áreas coloreadas de color pardo serán inhabitables “debido a inundaciones, sequía o climatología extrema”, según la leyenda del mapa. Eso significa que varios miles de millones de personas van a tener que buscar un nuevo hogar: estamos hablando de todo México y Centro América, el sudeste asiático, buena parte de Indonesia, toda la franja central de Sudamérica, de costa a costa, el sur de India, Pakistán, Nepal y Bangladesh y el África Oriental, incluyendo Madagascar.

El segundo nivel de riesgo es la desertificación, tintada de amarillo en el mapa. Como puede apreciarse, la práctica totalidad de las tierras emergidas caen en esta categoría, del sur de Alemania y Canadá hasta prácticamente el Río de la Plata, incluyendo todo Estados Unidos, el Sur de Europa y los continentes africano y asiático, con excepción de unas pocas franjas afortunadas.

Por si no fuera suficiente con el desierto y las inundaciones, el aumento de 4ºC supondrá que el nivel de las aguas marítimas aumentará dos metros, anegando buena parte de las zonas costeras (en rojo, en el mapa): Filipinas, Polinesia, las costas caribeñas, Bangladesh, la costa norte de Australia o amplias franjas de Papúa Nueva Guinea y Borneo. Lo dicho: olvídate del apartamento en Mazarrón.

El Benidorm del siglo XXII estará en las costas de la Antártida. Imagen: Universal Images Group via Getty Images.

¿Y las buenas noticias? No se impaciente usted, que aún quedan 80 años para Waterworld. Ahí van: el calentamiento global, como ya dejó dicho Bjørn Lomborg (autor del influyente ‘El ecologista escéptico’) en su libro ‘Cool it’ también tiene su lado positivo: enormes extensiones de Siberia y Canadá, que ahora mismo son un páramo cubierto de permafrost, se convertirán en fabulosos pastos en los que alimentar las vacas que querrán devorar los cientos de millones chinos, convertidos en refugiados climáticos.

Incluso una amplia zona de la Antártida (aún conocido como el “continente de hielo”) aparece teñida de verde en el mapa. Y no creas que se trata de una licencia cartográfica: eso ya está sucediendo. La “buena noticia”, según el mapa es que la Antártida occidental estará “densamente poblada con ciudades repletas de rascacielos”. Menos mal.

Otras áreas, como la franja del Sahel o Australia occidental verán aumentar sus precipitaciones, haciéndolas aptas para el crecimiento de grandes bosques. Nunca llueve a gusto de todos.

Texto original completo de publico.es aquí

 

 

Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer