Cambio Climático

Trump achica más los márgenes del planeta

Resultado de imagen para trump climate change

Estados Unidos, el segundo mayor emisor de gases de efecto invernadero detrás de China, se retiró en junio del Acuerdo de París contra Cambio Climático que había firmado con otros 194 países en diciembre de 2015, bajo la presidencia de Barack Obama.

El presidente Donald Trump, un abierto negacionista del calentamiento global causado por la actividad humana que llegó a considera el cambio climático un “invento de China”, alegó que el Acuerdo de París perjudica a Estados Unidos con cargas financieras y económicas. “Yo fui elegido para representar a la gente de Pittsburgh, no a la de París”, dijo.

Trump argumentó, como lo había hecho en su campaña nacionalista, aislacionista y defensora de la industria del petróleo y del carbón, que detrás del acuerdo se esconde la pretensión de las otras potencias de ganar ventaja económica sobre la economía estadounidense.

Acuerdo de París: Europa advierte a Donald Trump que no renegociará el pacto

El Acuerdo de París, que reemplazó al Protocolo de Kyoto que también había desconocido Estados Unidos bajo la primera Administración Bush, prevé reducir la emisión de los gases invernadero y ayudar a los países pobres para desarrollar energías limpias.

Trump anunció que continuarán las negociaciones para obtener un acuerdo más justo, pero inmediatamente la Unión Europea (UE) replicó que el acuerdo no es negociable y China, el mayor emisor de gases invernadero, reafirmó que cumplirá lo comprometido en París.

Europa considera que el Acuerdo de París es lo suficientemente flexible para que cada país eliga el modo de cumplir sus objetivos de reducción de emisiones de gases invernadero. Abrir la puerta a una renegociación ahora conllevaría otras nuevas cada cambio de gobierno en otros países. Hasta ahora, sólo Nicaragua y Siria se habían negado a firmar el acuerdo.

 

A continuación, los cuatro elementos clave del histórico tratado, resumidos por la BBC:

El Arco del Triunfo de París anuncia el acuerdo

1. “Muy por debajo” de dos grados centígrados

El texto de París establece el objetivo de lograr que el aumento de las temperaturas se mantenga “muy por debajo” de los dos grados centígrados con respecto a la era preindustrial. Además, compromete a los firmantes a “realizar esfuerzos” para limitar este aumento a 1,5 grados como máximo.

Todo esto para evitar llegar a lo que los científicos consideran como “niveles peligrosos e irreversibles” de cambio climático. El mundo ya está casi a mitad de camino hacia ese punto, en casi 1 grado centígrado de calentamiento en comparación con la era preindustrial.

Los líderes de los países con altitudes bajas y que se enfrentan a niveles cada vez más insostenibles de subida del mar piden que el límite sea mucho menor a los 1,5 grados.
2. Limitar la cantidad de gases de efecto invernadero

Emisiones de CO2 en el mundo

El Acuerdo de París señala que los gases de efecto invernadero emitidos por la actividad humana deberán equipararse con los niveles que los árboles, el suelo y los océanos puedan absorber naturalmente. Este objetivo, según el tratado, deberá lograrse en algún punto entre 2050 y 2100.

Los principales gases de efecto invernadero en la atmósfera terrestre son el vapor de agua, el dióxido de carbono (CO2), el metano, el óxido de nitrógeno y el ozono, siendo las emisiones de CO2 las que más preocupan por sus enormes efectos en el cambio climático.

En 2016 se llegó a niveles récord de emisiones de dióxido de carbono, algo que los expertos llamaron una “nueva era” para el calentamiento global y la “prueba irrefutable” de la responsabilidad humana sobre el cambio climático.

Cuando se llegó a esta marca, la Organización Meteorológica Internacional señaló que “si no se aborda el problema de las emisiones de CO2, no se puede combatir el cambio climático y mantener el aumento de temperatura en menos de dos grados centígrados”.

China y Estados Unidos son responsables del 40% de las emisiones de dióxido de carbono del mundo.
En diciembre de 2015, la Casa Blanca señaló que el documento de París era “el acuerdo más ambicioso sobre el cambio climático en la historia” y destacó que el mismo establece “un marco duradero y de largo plazo” para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

3. Revisar la reducción de las emisiones de los países cada cinco años

Plantas industriales de China

Sólo algunos de los elementos del pacto de París pueden ser jurídicamente vinculantes. Los compromisos de los países para reducir las emisiones son voluntarios, y los argumentos sobre cuándo se deben revisar las metas establecidas (con el objetivo de ampliar las mismas) fueron todo un obstáculo en las conversaciones.

El acuerdo establece hacer una evaluación del progreso en 2018, con revisiones adicionales cada cinco años. Como señalan los analistas, París es sólo el comienzo de un cambio hacia un mundo con bajas emisiones de carbono y las metas deberán ampliarse más y más.

4. Financiación climática

Los países ricos accedieron apoyar a las naciones en desarrollo con recursos económicos para sobrellevar los efectos actuales y futuros del calentamiento global. Este punto fue otro de los que más conflicto generó durante todas las cumbres climáticas previas a la de París.

Los países en desarrollo plantearon, además, que requieren ayuda financiera y tecnológica para superar los combustibles fósiles y pasar a las energías renovables.

Tags: , , , , , , , , ,

Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer