Historias / Meteorólogos

Un meteorólogo ruso perdido en el Ártico

METEORÓLOGOS RUSO ÁRTICO

Vacheslav Korotki es un hombre extremadamente solitario. Él es un polyarnik entrenado , un especialista en el polo norte, un meteorólogo.

En los últimos 30años, ha vivido en barcos rusos y, más recientemente, en Khodovarikha, un puesto de avanzada del Ártico, donde fue enviado por el Estado para tomar medidas de las temperaturas, la nieve, los vientos.

El puesto se encuentra en una saliente de una península que se adentra en el mar de Barents. La población más cercana está a una hora de distancia en helicóptero.

Kortotki tiene una esposa, pero ella vive muy lejos, en Arkhangelsk. No tienen hijos. En sus raras visitas a Arkhangelsk, tiene problemas para lidiar con el tráfico y el ruido. Arkhangelsk no es Hong Kong. Korotki tiene 63 años y cuando comenzó su carrera era un entusiasta, un romántico de los espacios abiertos y de las condiciones del Ártico.

METEORÓLOGOS RUSO 3

 

Mira noticias por televisión, pero no se las cree del todo. Polyarniki es como los cosmonautas, exploradores del Estado soviético. Ahora hay menos de ellos. Porque, ¿quién quiere seguir viviendo así?

Evgenia Arbugaeva, una fotógrafa que se crió en la ciudad ártica de Tiksi, pasó dos largas temporadas con Korotki. “El mundo de las ciudades es ajeno a él, él no lo acepta”, dice ella.

“Vine con la idea de un ermitaño solitario que huyó del mundo después de sufrir un drama, pero no era así. No se siente solitario par nada. El tipo se pierde en la tundra, en las tormentas de nieve. No tiene de sí mismo la misma idea que suele tener el resto de las personas. Es como si fuera el viento, o el mismísimo tiempo “.

METEORÓLOGOS RUSO 4

Versión original completa del reportaje fotográfico publicada en el New Yorker aquí

Tags: ,

Comments

Comments are closed.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer