Ciencia

Un planeta más caliente escupirá más rayos

CIENCIA CC RAYOS ESTUDIO BERKELEY

Un estudio de científicos de la universidad de California, Berkeley, publicado por la revista Science estimó que el calentamiento de la atmósfera global multiplicará los rayos en todo el mundo, a un ritmo de 12 por ciento por cada grado centígrado de aumento de la temperatura del aire. Sólo en el Estados Unidos continental, eso implicaría 30 millones más de rayos anuales para 2100 (la imagen es una superposición de cuatro fotos en Marysville, Kansas, 9/9/2014).

Aunque ya se sabía que con el calor se forman más rayos de todo tipo (nube-tierra, tierra-nube y nube-nube), el equipo liderado por David Romps superó la calidad de los cálculos conocidos, bastante imprecisos, con uno propio que testeó con éxito en Estados Unidos y asoció luego con 11 modelos climáticos globales reconocidos para cerrar sus predicciones.

Fenómenos como huracanes y tornados sólo castigan en general a determinadas zonas del mundo, pero los rayos se producen en cualquier lugar del globo. Un rayo ilumina el cielo y toca tierra en algún lugar del mundo 100 veces por segundo. O sea, 8 millones de descargas de rayos en un solo día.

Durante años, los científicos han estado explorando cómo el calentamiento constante del planeta podría estar afectando los extremos del clima, aunque la mayor parte de la atención se ha puesto en los más peligrosos, como los huracanes y las lluvias torrenciales, causas principales de pérdida de vidas.

Pero el rayo también resulta un peligro significativo.En lo que va de este año, 25 personas han muerto por la caída de rayos en Estados Unidos y han sido el detonante de más de la mitad de los incendios forestales del país, con costos para la infraestructura y los ecosistemas naturales.

Hasta ahora, se estimaba que el aumento de rayos podría ser tan vago como de entre 5 y 100 por ciento por cada grado de aumento de temperatura.

CIENCIA CC RAYOS 2

El nuevo estudio, detallado en la edición del 13 de noviembre de la revista Science, encontró una manera relativamente simple de usar otros factores atmosféricos para predecir cambios en los rayos. Los hallazgos sugieren que la tasa de formación de rayos aumentará 12 por ciento por cada grado centígrado (unos 2 ° F) que aumenten las temperaturas globales. Esto supone un aumento del 50 por ciento para finales del siglo.

Romps , quien estudia la dinámica atmosférica en la Universidad de California, Berkeley , no se propuso en realidad estudiar el efecto de calentamiento sobre un rayo, sino que estaba tratando de “entender algo acerca de cómo, cuándo, dónde” se forman las tormentas convectivas con electricidad en Estados Unidos, declaró a Climate Central.

El investigador contó con lo que él llama un “muy bonito” conjunto de datos de la Red Nacional de Detección de Rayos, que registra cuándo y dónde se producen cada uno de los aproximadamente 20 millones de rayos nube-tierra en Estados Unidos cada año.

En algún momento, durante el proceso de investigación de su preocupación principal, Romps comenzó a preguntarse si otras variables atmosféricas podrían utilizarse para predecir las tasas de rayos. En la ciencia, “es raro que uno termine haciendo lo que creía que iba a hacer”, dijo.

Para empezar, Romps hizo algunos mapas sencillos: uno mostraba los datos de rayos en el Estados Unidos continental a partir de 2011. Otros datos eran de precipitación y de energía convectiva combinados para el mismo año. Los dos mapas mostraron una similitud sorprendente, con gran parte de la zona con más rayos coincidiendo con los otros dos factores.

RAYOS SONOMA CALIFORNIA 2013 AUTOR O VÍA JC MORENO

“Me quedé perplejo”, recordó Romps. “Es muy poco frecuente en las observaciones ver una correlación tan buena, especialmente para tres conjuntos de datos completamente independientes”.

Un gráfico que comparó los rayos con los otros dos factores a través del tiempo fue aún más impactante, con los alzas y bajas combinándose de manera sorprendente. “Ahí fue cuando se me cayó la mandíbula al suelo”, ironizó, y  “fue cuando nos dimos cuenta de que teníamos realmente algo importante”.

El hallazgo fue posible ahora también porque  la última tanda de modelos climáticos usados para los últimos informes (2013-2014) del Panel Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático de la ONU incluye los factores con los que Romps y su equipo pudieron  hacer su predicción para un futuro más cálido.

Las bases físicas de la investigación son dos: tanto las lluvias torrenciales como la energía de las tormentas están relacionadas con la cantidad de vapor de agua disponible en la atmósfera y uno de los principales resultados aceptados de un calentamiento de la atmósfera es, precisamente, que será más húmeda. Así, cuanto más humedad las tormentas eléctricas serán más fuertes y con más rayos.

Texto original completo aquí

Tags: , , , ,

Comments

Comments are closed.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer