Extremos

Un tornado, el cambio climático… o ambas cosas

TORNADO OKLAHOMA 5

Los primeros debates sobre la influencia del calentamiento global en el tornado F5 que el 20 de mayo castigó a Moore, en las afueras de Oklahoma City, son poco concluyentes. El cambio climático alienta unos factores, pero frena otros en la formación de tornados.

(Por Bryan Walsh, Time).- ¿Qué sequía es la que esperamos que dure el mayor tiempo posible? Una de tornados. Y una sequía de tornados histórica es exactamente lo que Estados Unidos experimentó entre mayo de 2012 y abril de 2013.

Durante ese período de 12 meses la Administración Nacional de Océanos y la Atmósfera (NOAA) estimó que sólo 197 tornados golpearon el país bajo la denominación F-1 o más fuerte. (Los tornados se clasifican en una escala de F-0 a F-5, con ráfagas sostenidas de entre 65 y 85 mph para el ránking más bajo y por encima de 200 mph durante el ciclón de más alto rango.)

Desde 1954, que es cuando comenzaron los registros aceptables de tornados, este es el menor número de tornados que haya afectado a Estados Unidos durante un período de un año. El mínimo anterior para un período consecutivo de 12 meses fue de… 247, entre junio de 1991 y mayo de 1992, lo que demuestra lo poco común que han sido los últimos 12 meses.

Considere que esa sequía terminó. Un tornado masivo, una super célula de una milla de ancho (1,6 km) arrasó los suburbios de Oklahoma City destruyendo casas, escuelas y otros edificios. El tornado tocó tierra durante unos 40 minutos, según el Servicio Meteorológico Nacional (NWS), y la policía informó que una escuela primaria ocupada quedó justo en la trayectoria del ciclón.

Las primeras estimaciones calcularon vientos en el suelo cerca de 200 mph, lo que habría hecho del ciclón un F-4 o mayor. Testigos dijeron que el daño causado semejaba el provocado por una bomba atómica, y hay al menos 91 muertos, entre ellos muchos niños de corta edad.

Tampoco ha sido el de Oklahoma City el único ciclón en golpear. La semana pasada al menos 10 tornados golpearon el centro-norte de Texas matando al menos a seis personas e hiriendo a decenas más.

oklahoma devastación bandera 2

(…) Es imposible no preguntarse en este año de clima extraño la influencia que el cambio climático puede haber tenido en este monstruoso tornado de gran alcance.

La verdad es, sin embargo, que no hay una respuesta clara. En 2012, el Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la ONU sobre el calentamiento global y el clima extremo concluyó que probablemente las emisiones de carbono causadas por el hombre provocarían olas de calor más fuertes y más prolongadas, muy parecidas a las experimentadas por Estados Unidos en 2012, que fue como el año más cálido de su historia.

También se cree que las emisiones de carbono y de otros gases de efecto invernadero están provocando eventos de lluvias más extremos como, por ejemplo, la súper tormenta que inundó la Costa Este (Sandy), y sequías más intensas, como la que sigue ahogando gran parte del Medio Oeste norteamericano. Como el aire más caliente puede retener más humedad, el cambio climático probablemente cree las condiciones para huracanes y otras tormentas más fuertes.

Pero cuando se trata de la conexión entre el cambio climático y los tornados, la conexión, como mínimo, se nubla. Primero, nuestros datos históricos sobre la frecuencia y la fuerza de los tornados es escasa, especialmente cuanto más hacia atrás en el tiempo vamos. Eso es, en parte, una cuestión de números. Dos docenas de tormentas tropicales podrían golpear a Estados Unidos por año, pero son cientos los tornados que aterrizan al año, algunos de ellos tan sólo unos minutos.

Como resultado de ello, hay poca tendencia discernible sobre el número y la fuerza de los tornados en los últimos 60 años. Parece que hay tornados más débiles en estos días, pero eso es probablemente el resultado de los detectores de ciclones que se pudieron haber perdido en los días pre-satélite.

También está el hecho de que el cambio climático parece tener un efecto contradictorio sobre los factores físicos que provocan los tornados. Los tornados ocurren cuando el aire cálido y húmedo en niveles bajos y el aire frío y más seco chocan en corrientes verticales de viento. Se espera que el calentamiento global aumente la energía disponible en un sistema de tormentas, que es una de las razones de por qué el cambio climático intensifique las precipitaciones. Pero, a la vez, también parece embotar y quitar profundidad a los vientos verticales.

Como dijo el científico Harold Brooks, del NOAA, a Marlene Cimons, de Clima Nexus: “La energía aumenta y los vientos verticales se aplacan. Por lo tanto, tenemos un ingrediente que se espera que sea más favorable y otro espera que se espera que sea menos favorable”.

El doctor Marshall Shepherd, presidente de la Sociedad Americana de Meteorología y alguien que no se avergüenza de asumirse como escépticos del cambio climático, lo expresó de esta manera en un tweet: “El cambio climático es real, pero no podemos confundir este problema con eso ahora. No hay relación con los tornados”.

Los tornados son el más norteamericano de los desastres naturales. Ciclones del tipo que golpeó a Moore, Oklahoma, en realidad sólo ocurre en Estados Unidos, a lo largo del cinturón del Medio Oeste donde el aire cálido y húmedo proveniente del Golfo de México choca con el aire más frío y seco que llega desde el Norte y circula a través del túnel de las Montañas Rocallosas.

Nuestros meteorólogos pueden predecir cuándo ocurrirán –los residentes del área de Oklahoma sabían por anticipado que las condiciones eran peligrosas- y hubo una directa advertencia de tornado vigente 16 minutos antes de que el ciclón tocara tierra. Eso es mucho mejor que lo que podíamos hacer en el pasado, aunque como el creciente número de víctimas muestra todavía no es lo suficientemente rápido para algunas personas.

Y los muy complejos procesos locales que hacen a los tornados tan difíciles de predecir en el momento que se generan los hacen mucho más difíciles de encajar a su vez en los modelos a largo plazo de la ciencia del clima. Los habitantes de Moore, Oklahoma fueron víctimas del clima, y de una mala, muy mala suerte.

Texto original completo aquí

tornado oklahoma foto madre

(Por Harry J. Enten, The Guardian).- El cambio climático y la política global están vinculados entre sí, para bien o para mal. Quedó más claro imposible cuando el senador demócrata Sheldon Whitehouse, de Rhode Island, hizo un apasionado discurso sobre el calentamiento global tras el mortal tornado de Oklahoma del 20 de mayo, y los medios de comunicación conservadores lo destrozaron. Whitehouse sostiene que al menos parte de la culpa del tornado mortal debe atribuirse al cambio climático.

¿Tiene razón Whitehouse? Es difícil atribuir los resultados de una tormenta cualquiera a los posibles resultados del cambio climático global, y la ciencia de los tornados, en particular, hace casi imposible saber si el legislador está en lo cierto.

Empecemos por lo básico de lo que causa un tornado. Un artículo de Andrew Freedman hace dos años establece las condiciones muy bien.

En primer lugar se necesita aire cálido y húmedo. En los últimos días han aparecido en Moore temperaturas de 70 F a 80 F, con niveles de humedad relativa que alcanzaron regularmente entre el 90% y el 100% y nunca menos de 70%.

En segundo lugar, hacen falta fuertes vientos de altura (jet stream) para servir de ascensor. En este mapa de Weather Underground se ve definidamente fuertes vientos de altura desde el lunes en la región de Oklahoma.

jetstream

Fotografía: Weather Underground

En tercer lugar, se necesita una fuerte corriente de viento cambiando de dirección y/o velocidad a diferentes alturas para asegurar inestabilidad completa y el efecto ascensor. Este mapa de la Universidad de Wisconsin muestra que hubo vientos de 45 a 50 nudos, justo en la parte superior de la escala, sobre Oklahoma el lunes.

windshear

Foto: Universidad de Wisconsin

En cuarto lugar, se necesita algo para encender la tormenta. En este caso, lo hizo un límite frontal que cubrió todo el centro de Oklahoma, como se ve en este mapa del Weather Channel.

frontal boundary
Fotografía Weather Channel

El punto es que allí estaban reunidos todos los ingredientes normales que permitieron que un tornado F-5 se desatara y atacara (el NWS estadounidense lo actualizó al día siguiente de F4 a F5). Este evento ocurrió en el Callejón de los Tornados (Tornado Alley), donde el aire cálido y húmedo desde el Golfo de México se encuentra a menudo con el aire seco de las montañas del norte para crear una máxima inestabilidad. No había nada sorprendente de esto desde el punto de vista meteorológico. Era, como un amigo bien informado, dijo, un panorama “clásico”.

La pregunta a largo plazo es si vamos a ver más o menos de estos panoramas “clásicos” en nuestro entorno meteorológico cambiante. Resulta que de todos los fenómenos meteorológicos, de las sequías a los huracanes, los tornados son los más complejos para asimilar a las tendencias desde un punto de vista atmosférico más amplio. La razón es que el calentamiento global afecta a los factores que conducen a tornados de diferentes maneras.

El cambio climático supone, entre otras cosas, un aire más caliente y más húmedo. Eso, por supuesto, daría lugar a tormentas más severas y probablemente a más tornados. La cuestión es que se prevé también que el calentamiento mundial provoque menos vientos como los que necesitan los tornados. Esto permitiría a los huracanes formarse más fácilmente, pero también haría mucho más difícil a los tornados obtener el efecto ascensor y la inestabilidad que permiten crecer en altura y convertirse en un tornado de pleno derecho. Estadísticas de los últimos 50 años demuestran ambas cosas.

Estudios meteorológicos difieren sobre si el aire más cálido y húmedo puede superar los cambios en la ascensión de vientos para crear más tornados en un futuro lejano. En el pasado inmediato, los vientos de altura (jet stream) han sido bastante volátiles, posiblemente a causa del cambio climático. Algunos años se han adentrado en el sur de Estados Unidos y generado una máxima actividad de tornados en el centro del país, mientras otros años se ha mantenido en el Norte.

Aunque los reportes de tornados no ha sido en décadas anteriores tan confiable como actualmente debido a la falta de equipamiento y de mano de obra, no es casualidad que las seis temporadas menos activas y las cuatro más activas hayan sido durante la última década. Otro dato que apunta a los patrones irregulares es que las tres más tempranas y las cuatro más demoradas aperturas de temporadas de tornados han tenido lugar en los últimos 15 años.

Básicamente, hemos tenido este tire y afloje en tiempos recientes. Algunos años el número de tornados es bastante alto, y algunos años es muy baja. No estamos viendo estaciones “promedio”, aunque el promedio de los extremos no ha dado lugar a ningún cambio significativo en el número promedio de tornados por año. Esperamos que esta variación continúe en el futuro mientras los vientos y el aire húmedo y cálido luchan por resolverla.

El resultado final podría muy bien ser menos días de tornados, como dice Harold Brooks, del Centro Nacional de Tormentas, pero más y más fuertes tornados cuando se produzcan. Nada sobre el tornado en Moore, Oklahoma, o los tornados de los últimos decenios rompen con esta teoría.

Nada de esto prueba o refuta tampoco las creencias del senador Whitehouse tampoco. De hecho, nunca sabremos si grandes factores del calentamiento global actuaron en el tornado de Moore. Todo lo que podemos hacer en este momento es reaccionar frente a ellos y dar al pueblo de Oklahoma toda la ayuda que necesita.

Texto original completo aquí

:::

ALGUNA ESTADÍSTICAS INDICATIVAS

– El 75 por ciento  de todos los tornados en la Tierra se producen en América del Norte. Por milla cuadrada,  Oklahoma ostenta el quinto puesto en cantidad de tornados por estado, y el cuarto en términos absolutos después de Texas, Kansas y Florida.

oklahoma mapa eeuu tornados según fuerza y ubicación

– Existe cierta controversia acerca de la escala de tornados, sobre todo porque la velocidad del viento a menudo se infiere a partir de los daños, que dependen a su vez de las prácticas de construcción locales y no es tan precisa como a los investigadores les gustaría. Otros factores a medir en un tornado, aparte de sus vientos, son lo amplio que es, dónde toca tierra y el tiempo que permanece en el suelo. Sólo un 2 por ciento de los tornados son F4 o más poderosos.

oklahoma escala fujita

– Ante la pregunta de si los tornados son cada vez más frecuentes, la respuesta corta es no, según el Servicio Meteorológico Nacional estadounidense, sobre todo cuando se trata de las tormentas más violentas. “Ha habido poca tendencias en la frecuencia de los tornados más fuertes en los últimos 55 años”, según el organismo. La respuesta larga es que se reportan más tornados que en años anteriores probablemente debido a un aumento en la detección que en el número de eventos en sí. “Hoy en día, casi todo Estados Unidos está razonablemente bien poblado, o al menos cubierto por radares meteorológicos Doppler de la NOAA”.

Oklahoma tornados cantidad por año

– Los tornados no están causando más muertes que en el pasado. A pesar de que hay más gente, y por lo tanto un mayor número de perjudicados, en las regiones estadounidenses en las que golpean tornados, sistemas de pronóstico y alerta más avanzados han reducido en gran medida la tasa de víctimas mortales por millón de personas y el número total de víctimas mortales, como se puede ver en el gráfico siguiente. La caída fue particularmente dramática antes de la tragedia en Missouri en 2011.

Oklahoma tornados muertos por año

– Los tornados tampoco están causando más daños materiales que en el pasado. Tomando en cuenta los datos de pérdidas del pasado según evolución de la riqueza, de la población y de inflación, los daños por tornados no han aumentado y actualmente muestran incluso un indicio de haber disminuido desde 1950 , según un estudio realizado por Kevin Simmons, Daniel Sutter y Roger Pielke, Jr. publicado a finales del año pasado. El proceso de estimación es bastante complejo y estadísticamente los datos históricos varían en calidad, pero los métodos utilizados para calcular en el tiempo los datos son aceptados.

oklahoma tornados daños por años y millones de us$

– Estadísticamente, los peores meses para la formación de tornados son mayo y junio, aunque pueden ocurrir durante todo el año. Históricamente, han golpeado con mayor frecuencia entre LAS 5 y 6 pm hora local.

OKLAHOMA tornados frecuencia por hora OKLAHOMA tornados frecuencia por mes

– En una escala de tiempo, los meteorólogos tienen una idea bastante clara de que un tornado se está formando alrededor de 15 minutos antes de que toque tierra. En el día de la tormenta, los meteorólogos tienen una idea bastante clara de dónde se pueden producir fuertes tormentas.

oklahoma tornados predicción mapa eeuu

Reporte original completo aquí

:::

Aquí, una nómina extraordinariamente detallada de los 149 tornados de escala F1 o superiores registrados entre 1890 y 2012, según año, daños y víctimas.

Tags: , , , , , , , , ,

Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Twitter widget by Rimon Habib - BuddyPress Expert Developer